Los beneficios de internet, por Xavier Daviu

Mi visión acerca de las prerrogativas que podía ofrecerme Internet cambió tras la experiencia que todo autor debe vivir si quiere que su obra vea la luz: la búsqueda de una editorial.

Antes de concluir la última corrección de La Magia Dormida ya existía una web, a modo de diario, con noticias, algunos capítulos, ilustraciones y música. Esa fue la primera manifestación de mi trabajo en el mundo digital. Durante ese período realicé algunas incursiones en las redes sociales para dar a conocer lamagiadormida.com. Gracias a ello, antes de que la novela estuviera en la calle, ya contaba con un pequeño grupo de aficionados a la literatura juvenil que mostraban interés por el proyecto.Mi objetivo era crear una comunidad de seguidores que, en cuanto se publicara la novela en formato físico, ayudaran a difundirla. Conseguir las primeras ventas no se antojaba difícil. Sin embargo, esa estrategia quedó en intención al pasar más de medio año y recibir numerosas negativas de las editoriales (en el mejor de los casos). Nadie había mostrado interés en publicar la novela, así que decidí hacerlo yo mismo. Como carezco de una fuente de ingresos estable y los costes excedían con creces mi presupuesto, desestimé la opción de la autoedición física y encontré en Internet la solución perfecta: colgué la novela en lamagiadormida.com, en formato PDF y totalmente gratis. No estaba dispuesto a que La Leyenda de Lyon se quedase en un cajón con la esperanza de que alguna editorial pudiera interesarse por ella años después, cuando volvieran a estar de moda ese tipo de historias.

Internet me ha ayudado a contactar con mucha gente que le ha dado una oportunidad a este trabajo. Tiempo atrás, cuando escribía y reescribía La Magia Dormida, me preguntaba si conseguiría transmitir mis pensamientos y llegar al público. Si mi motivación dependiera de las editoriales, podría haberme desanimado al poco de acabarla. Gracias a la red he descubierto que, aunque todavía soy un aprendiz, la historia de Lyon y sus compañeros ha calado en todos aquellos que han leído la novela. Hay opiniones de todo tipo y eso me ha motivado a escribir la segunda parte, a continuar y superarme. Sin Internet y sus canales de distribución alternativos jamás hubiera sabido que La Magia Dormida puede salir de mi cabeza y gustar a los lectores. Hay mucho por mejorar, pero gracias a los varios miles de amigos que he hecho a través de las redes sociales sé que voy por buen camino. Dejar que la gente se descargue la novela, sin restricciones de ningún tipo, ha sido, sin duda, la mejor decisión que he tomado al respecto.

Y respecto a los beneficios económicos que pueden reportar las obras digitales, tengo grandes planes de futuro. El controvertido debate sobre el precio que debería tener un libro electrónico se encuentra presente a múltiples niveles y son muchas las decepciones que se llevan los compradores a la hora de adquirir una copia digital. Suele ser frecuente que su precio tan sólo difiera en unos pocos euros de la versión impresa. Como es lógico, esta más que cuestionable praxis empresarial poco ayuda a que los lectores se descarguen la novela de manera legal, sobretodo en los tiempos que corren en que el dinero no sobra. Entonces, ¿cuál es el precio que debería tener una obra digital? Hay de todo, pero me quedo con un ejemplo. En el iBookstore de Apple, el escritor Juan GomezJurado está vendiendo sus obras a 1,49 euros la copia. ¿Resultado? Sus tres novelas son top ventas. Tengo claro que, cuando decida comercializar digitalmente La Leyenda de Lyon, ese será el ejemplo a seguir.

En conclusión, Internet está ayudando a que noveles como yo tengamos una oportunidad en un mundo complejo. Hace unos años, algo así era imposible. Gracias al desarrollo de la tecnología, el usuario puede expresarse con libertad, sin tener que depender del aval de terceros para echar a rodar y con la que se puede mantener contacto directo con los consumidores de su obra al tiempo que aprende de sus opiniones y críticas. Lejos de perjudicar a la cultura, Internet es un avance hacia su evolución.

Xavier Daviu es un escritor, licenciado en Historia y Master en especialización de profesorado para secundaria, a pesar de las vicisitudes que le ha hecho pasar la crisis es el feliz autor de La leyenda de Lyon y La Magia Dormida, que ha distribuido por internet.

Comentarios Facebook:

commentarios

Powered by Facebook Comments

Share

Esta entrada fue publicada en Autores, opinion, pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los beneficios de internet, por Xavier Daviu

  1. Sin duda los beneficios de internet son tremendos, me pareció muy acertado conseguir seguidores por medio de las redes sociales ya que estos están creciendo a marchas forzadas y significan un enorme mercado para cualquiera de los servicios o productos que se ofrezcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *